Suicidios, segunda causa de muerte en jóvenes, alerta ISSSTE

Padecer trastornos como depresión, adicciones y estar expuesto a violencia, marginación y discriminación, aumenta riesgos, afirma psiquiatra

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), hizo un llamado a la sociedad y a las familias a ser más sensibles y compasivos ante el sufrimiento emocional de las personas para evitar suicidios, segunda causa de muerte en jóvenes de 15 a 29 años.

El Instituto se suma a la Estrategia Nacional para la Prevención de Adicciones (ENPA) “Juntos por la Paz”, mediante programas que promueven la cultura de respeto a los derechos humanos, inclusión, equidad y prevención de adicciones y todo tipo de violencia, maltrato, bullying, discriminación y marginación, determinantes sociales que aumentan el riesgo de padecimientos mentales y los atentados contra la propia vida, informó.

Por su parte, la psiquiatra Xóchitl Duque Alarcón, adscrita a la Dirección Normativa de Salud, afirmó que “todos podemos ayudar a prevenir un suicidio brindando apoyo solidario a quienes enfrentan trastornos de tipo mental y psicológico”.

“Una herramienta con mucha evidencia de efectividad para ayudar a personas que han tenido intentos de suicidio es el apoyo social mediante la escucha empática de lo que les preocupa, piensan y sienten, especialmente los jóvenes, con el objetivo de hacerles sentir que no están solos y alentarlos a buscar ayuda profesional para evitar complicaciones graves como autolesiones o atentar contra su vida”, puntualizó.

La especialista afirmó que la mayoría de los suicidios están relacionados a padecimientos mentales como depresión, ansiedad, psicosis y abuso de sustancias, por lo cual es muy importante sensibilizar a la población para quitar el estigma y rechazo a las personas afectadas y en su lugar, mostrarse solidarios y brindar apoyo, primero escuchándolos.

En caso de que una persona se encuentre en esta situación o de tener un familiar y amigo en esta circunstancia, pueden llamar a la Línea de la vida al 01 800 911 2000, donde profesionales en salud mental ofrecen intervención en crisis y emergencias; también pueden acudir a los servicios de urgencias médicas del Instituto y en fases iniciales acudir a unidades de medicina familiar.