Carlos Mendoza gobierna con el corazón en La Paz; con el higado en Los Cabos

Este 10 de septiembre Carlos Mendoza Davis cumplió el quinto año de su Gobierno y para que no pasara desapercibido, al no dar el tradicional Informe ante su publico afín, inauguró la tercera etapa del malecón de La Paz que a la fecha lleva una inversión de más de 390 millones de pesos.

Felicidades para las familias de La Paz que disfrutan de estas obras que a decir del propio mandatario, son obras y acciones con un alto sentido social ”. “Se ha trabajado con el corazón por el bienestar de todas las familias de Sudcalifornia”, fustigó ante sus funcionarios y algunos representantes del sector privado que acudieron a la inauguración.

Obras son amores, obras son hechos y no palabras.

Pero en Los Cabos no podemos decir lo mismo.

Hay que decirlo claro, a Los Cabos le ha ido mal con los gobiernos del Partido Acción Nacional.

Del Gobierno de Marcos Covarrubias, tenemos de herencia el “elefante blanco” en que se ha convertido el edificio del G-20, que tuvo su debut y despedida con la reunión mundial del Grupo del G-20 siendo Presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa .

Más de 1,400 millones de pesos en la ignominia.

De Carlos Mendoza Davis no tenemos una obra de gran calado en Los Cabos.

No hay mucho que aplaudir y desde luego muy poco que agradecer a los Gobiernos emanados del Partido Acción Nacional.

Son malas “las malditas comparaciones”, pero del último Gobierno de izquierda que tuvo en BCS a Los Cabos le fue bien.

De Narciso Agúndez Montaño (2005-2011), recordamos el pabellón cultural de Cabo San Lucas, la unidad deportiva de Don Koll, la carretera 4 carriles libre de cuota Cabo San Lucas-La Paz, toda la pavimentación de la calle Forjadores, la pavimentación del centro de San José del Cabo al poblado de La Playa, etc.

Y no conforme con ello, Carlos Mendoza Davis le regatea de manera egoísta a las familias de Cabo San Lucas la construcción de la segunda planta desaladora de Cabo San Lucas.

El Gobierno de Carlos Mendoza no aporta un centavo a la desaladora, su única aportación es la publicación, de la aprobación de la obra en el Congreso local, en el Diario Oficial del Gobierno del Estado.

Pero en su guerra intestina con los diputados de MORENA y del PT, se niega a dicha publicación, poniendo en riesgo la inversión de más de un mil millones de pesos que el Gobierno Federal ya tiene autorizado.

Y fue precisamente durante la sesión de Cabildo de este miércoles 10 de septiembre, donde la alcaldesa Armida Castro Guzmán lo exhorta nuevamente a que haga la publicación correspondiente en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado para proseguir con los trámites correspondientes.

En sus declaraciones Castro Guzmán mandó varios mensajes entre líneas al mandatario panista ”; “Creemos que habrá congruencia”, “la ciudadanía confía en la oportunidad de las coincidencias de los 3 órdenes de Gobierno” y que “seamos parte de la solución y no del problema”.

De cumplir su amenaza de no publicar los decretos en el Diario Oficial del Gobierno del Estado, dejando escapar la inversión para la construcción de la planta desaladora, que vendría a resolver el desbasto de agua para la población cabeña, el pueblo de Los Cabos no debe olvidar la afrenta.

En las urnas no se les debe olvidar que cuando más lo necesitaron con “Carlos Mendoza no contaron”.

Que para Los Cabos no se trabajó con el corazón sino con el hígado.

Don Carlos tiene la última palabra.